sábado, 14 de mayo de 2016

KABBALAH - MASONERÍA






Palabra hebrea que significa literalmente “tradición”; en general, se acepta que se trata de la “tradición secreta” del pueblo judío, reservada a unos pocos capaces de comprender “los profundos misterios de la tradición divina”. En castellano aparece escrita también bajo la forma más popular de Cábala y también como QBL, respetando lo que sería la raíz hebrea figurada y sin las vocales, como se estila en dicho idioma.
En el Renacimiento se conoció una Cábala cristiana, entre cuyos representantes más distinguidos se cuentan Pico della Mirandola, Jacques Gaffarel, Gianbattista della Porta, Nicolás de Cusa, Reuchlin y otros.
Son varios los autores, masones o no, que han tratado de demostrar, con variada fortuna y habilidad, la influencia de la Kabbalah en la Masonería. Así, Oswald Wirth redactó lo que casi podría constituir un programa de instrucción masónica basada en el Árbol Sefirótico, que abarcaba los tres grados simbólicos.

Sin embargo, todos estos intentos no han sobrepasado el nivel de las ideas personales de los autores que han teorizado sobre el tema. Si bien es muy posible encontrar analogías simbólicas entre distintas tradiciones, ello no implica necesariamente que haya existido un comercio de influencias entre ellas; la pureza de dichas formas tradicionales es el caso más común. Por ejemplo, se han comprobado evidentes analogías entre el Árbol Sefirótico y la disposición de los Oficiales de una logia masónica, pero también existen otras analogías entre el Árbol Sefirótico y el texto del Padrenuestro completo, tomando algunos de sus nombres significativos, tales como Cielo, Nombre, Voluntad, Tierra, Reino, Poder y Gloria, sin que estas semejanzas prueben influencias recíprocas sino un modelo común subyacente de base geométrica, pues no debe olvidarse la importancia que revestía el pensamiento matemático y geométrico para escuelas de sabiduría como la pitagórica y para filósofos como Platón.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario