domingo, 22 de marzo de 2015

" DEVOIRS ENJOINTS AUX MACONS LIBRES " (1735)




Estos “Deberes Adjuntos a los Masones Libres” constituyen el mas antiguo documento francés de la Masonería Especulativa. Paradojalmente, este manuscrito fue revelado por una publicación anti-masónica, en 1937, titulada Revue Internationale des Societés Secrétes y dirigida por monseñor Jouin. Este documento manuscrito se encuentra basado en las Constituciones de Anderson y constituye una variante francesa de las mismas para uso de los Masones galos de la época. Una nota en el reverso de la tapa señala que proviene de los archivos de la “Grande Loge centrale” (Sic). El segundo propietario fue el coleccionista, librero y masón F. Astier (1784-1852) que dirigía la publicación masónica La Vraie Lumiére. Luego pasa a manos del librero A. Claudin y después a la colección privada del conde Bernardotte de Bélgica. Fue vendido en subasta, junto con otras piezas, en Amsterdam del 23 al 25 de junio de 1956 por el “International Antiquariat”(Nº 27 del Catálogo) y finalmente fue adquirido por la Bibliothéque Nationale de Francia que lo depositó en su

Departamento de Manuscritos bajo el Nº20.240 y la cota F.M. 146. El documento consta de 77 páginas y presenta quemaduras que parece indicar que fue salvado de un incendio. En sus páginas 17 a 58 contiene los llamados “Reglamentos Generales, modelados sobre aquellos dados por el Muy Alto y Muy Poderoso Príncipe Philip, duque de Warthon (sic), Gran Maestre de las Logias del reino Francia, con los cambios que han sido hechos por el presente Gran Maestre Jacques(James) Hector Macleane, caballero, baronet de escocia y que han sido dados con el acuerdo de la Gran Logia en la gran asamblea tenida el 27 Xbre 1735, día de San Juan Evangelista, para servir de reglas a todas la slogias de dicho reino.” Luego sigue una “Approbation” del conde de “Darnwentwater” (sic) cuya notación correcta es “Derwentwater”, algunas páginas de reglamentos y un curioso dibujo criptográfico. Como hecho importante merece destacarse que, mientras que en las Constituciones de Anderson para ser Masón solo se requiere no ser un “estúpido ateo”o un “libertino irreligioso” y profesar “la religión sobre la cual todos los hombres están de acuerdo”, en estos “Deberes Adjuntos” se afirma textualmente que “un Masón libre está obligado, por su estado, de conformarse a la moral y si entiende bien el Arte jamás será un ateo ni un libertino sin religión” agregando además que “aunque en los siglos pasados los Masones estaban obligados a ser de la religión del país donde vivían, después de algún tiempo se ha juzgado más correcto no exigir de ellos mas que la religión que a todo cristiano conviene, dejando a cada uno sus sentimientos particulares, es decir, ser buenos Hermanos y fieles, de tener honor y probidad, etc.” Por la frase “que ha todo cristiano conviene” este documento francés difiere fundamentalmente de las Constituciones inglesas. Esta variante francesa tiene su explicación en el hecho que las primeras Logias francesas habían sido fundadas por Jacobitas ardientes, fieles a los Estuardos exiliados, que eran católicos en su gran mayoría. La exigencia del carácter cristiano pasó a ser una condición del llamado Rito Escocés Rectificado, casi medio siglo después.
                                                                                                                    Jorge F.Ferro

No hay comentarios.:

Publicar un comentario