lunes, 29 de diciembre de 2014

EL ARCO REAL






Comunmente se lo considera como un “complemento de la Maestría”. En realidad se lo practica como un cuarto Grado en la Masonería anglo-sajona. En el “Act of Union”de 1813 se incluyó al Arco Real, con los tres Grados Simbólicos, como perteneciente a la “pure antient Masonry”. El título completo de este Grado es la “Orden Suprema del Santo Arco Real de Jerusalém” y su primitiva historia permanece envuelta en una cierta oscuridad. La primera mención conocida aparece en Irlanda, en 1743, en oportunidad de una Tenida de la Logia Nº21, en Youghal, cuando sus miembros durante una procesión pública eran precedidos por “el Arco Real portado por dos Excelentes

domingo, 21 de diciembre de 2014

SIMBOLISMO DEL ALTAR


Etimológicamente la palabra Altar deriva del latín altare (plural: altaria) y se define como estructura elevada dispuesta para ofrecer sacrificios o quemar incienso-esto de quemar viene del latín adolere "quemar en sacrificio".
El término Altar aparece en varios versículos de La Biblia, en textos de los Rosacruces y también en los textos Masónicos como Ara que por extensión designa el Altar de la logia.
Para los cristianos es mesa para el convite comunitario y está ubicado en el presbiterio, debe de ser centro de atención (no geométrico como en otros casos). Se recomienda que sea de piedra cuando ha de ser consagrado o dedicado, esta consagración se efectúa por un obispo. Para otros usos es válido otro material digno. El Altar se honra dado que representa a Cristo y no deben colocarse sobre el cualquier objeto, en este caso el libro del altar y los elementos del sacrificio.

domingo, 14 de diciembre de 2014

EL ALTAR



Se trata indiscutiblemente de la pieza de mobiliario más importante de una Logia Masónica. A veces, se la denomina también Ara, o sea la piedra consagrada de un Altar. Ninguna de las dos

domingo, 7 de diciembre de 2014

MASONERÍA JACOBITA



 
      Partidarios legitimistas de la dinastía escocesa de los Stewart, destronada en 1714 por la casa holandesa de los Hannover, los Jacobitas  protagonizaron una épica lucha contra la dinastía usurpadora. Estaban formados, principalmente, por miembros de los clanes de Highlanders, irlandeses e ingleses del norte.
      Desde el punto de vista religioso, los Jacobitas eran predominantemente católicos aunque entre sus filas también se contaban anglicanos, presbiterianos y otras denominaciones protestantes, por lo tanto, la dinastía holandesa era vista, por la mayoría de los Jacobitas, como usurpadora y además herética.