domingo, 23 de noviembre de 2014

LA PALABRA SAGRADA DEL GRADO DE ARCO REAL INGLES



                                                                         
                                                                        
  
        El autor  Jabez Richardson, en su libro Monitor of Free-Masonry
being a practical guide to the Ceremonies of all Degrees, published  by
Lawrence Fitzgerald, New York, 1860 (CIRCA), en su página Nro. 68,
escribe en forma completa la Palabra Sagrada trisilábica del Grado del Arco Real inglés cuyas  tres iniciales son  “J..B..L.”.
     En el libro “A Ritual and Ilustrations of Freemasonry”, s/a , W.Reeves Publisher, London, 1901 (CIRCA), en su página Nro. 110, figura exactamente la misma Palabra Sagrada escrita en su totalidad y no con las primeras letras de cada una de las tres sílabas como las hemos dado aquí.


       Por su parte, en nuestros días, el autor inglés Jasper Ridley, en
su libro  “Los Masones”, Javier Vergara, Buenos Aires, 2000, en su página Nro.98 y siguientes, también escribe en forma completa dicha Palabra Sagrada.
     El Hno:. René Guénon, en su libro “Etudes sur la Franc-Maconnerie
et le Compagnonnnage”, Editions Traditionnelles,  tomo II, París, 1978, en el Capítulo  Parole Perdue et Mots Substitués, en la página Nro. 42,
también se refiere, pero sin nombrarla,  a la Palabra Sagrada  del Arco Real y señala también que la explicación más generalizada acerca de las tres sílabas que la componen es que pertenecen a tres tradiciones y tres lenguas sagradas diferentes las cuales, usualmente, se reconocen como la hebrea,la caldea y la egipcia. Acertadamente Guénon indica que este carácter de triple suma denota que no se trata, en definitiva, más que otra “palabra sustituta “ que reemplaza a la Palabra Sagrada originaria que aún continuaría “perdida”...
           En el Arco Real escocés, una de cuyas versiones y no la más
auténtica constituye el Grado Nro. 13  del Rito Escocés Antiguo y
Aceptado, se conserva como Palabra Sagrada a otro vocablo trisilábico  pero perteneciente, en su totalidad, a la tradición hebrea lo cual indica una mayor coherencia  en el simbolismo. Este Grado escocés, cuyo principal rito lo constituye el pasaje de nueve Arcos de Bóveda ( Passing of the Arches), cada uno de ellos con su respectiva Palabra de Pase en idioma hebreo, posee una mayor consistencia ritual que el antedicho Arco Real inglés cuyo rito principal ( ya abandonado, por otra parte ) lo constituía el llamado Pasaje de los Velos ( Passing of the Veils ) .
           Según fuentes Operativas antiguas, todo el simbolismo y el
conocimiento contenidos en el Grado especulativo del Arco Real
pertenecen a la Masonería del Arco ( Arch Masonry ) Operativa la cual constituye una clase especial de Masones cuyo símbolo es el Compás y  su color distintivo el rojo. La Arch Masonry Operativa posee otro vocablo trisilábico, perteneciente a la tradición hebrea, que es el Nombre Divino invocado por Abraham  el cual - dicho sea de paso -  jamás estuvo perdido para los Operativos sino que, por la muerte inesperada de Hiram Abbi, resultaba imposible de transmitir  ritualmente dado que era absolutamente necesaria la presencia de los tres Grandes Maestros.
           Volviendo a la cuestión de la Palabra  “Sagrada “ del Arco Real inglés, resulta muy evidente su condición de “sustituta”  como lo señalaba  René Guénon con la prudencia y el tacto que lo caracterizaba. Lo que también resulta muy evidente es su carácter
artificial debido a que su “construcción “ fue intencional pero
no tradicional. La pregunta que se impone es la siguiente: Quienes,
cómo, cuándo y por qué se efectuaron esta sustitución?  Aquellos que conozcan la mentalidad antigua  saben del rechazo de toda tradición particular auténtica de mezclarse con otras e incorporar elementos extraños. Por lo tanto, la construcción de la palabra  “J..B..L.” resulta por demás sospechosa en sus orígenes, artificial en su construcción y conflictiva en su significación. En efecto, dado que existía y aún existe la auténtica Palabra Sagrada del Arco, para qué inventar una distinta? No es ésta, acaso, otra de las formas desviadas que implementó la naciente Masonería Especulativa  para discriminar a los Masones Operativos e impedir  su asistencia a las Tenidas “modernas “?  Por otra parte, la construcción arbitraria  de una nueva “palabra” , hasta ese momento inexistente, aparece en concordancia con las nuevas tendencias filosófico- linguísticas de los siglos XVII y XVIII y  como tributaria del reduccionismo   racionalista y la ciencia moderna en expansión. Finalmente, cuando se trate de realizar adaptaciones o transpasar  elementos de una tradición particular  a otra,  siempre debe observarse que sean contiguas y adaptables unas con otras y sobre todo debe tratarse de tradiciones vivientes . Resulta claro que éste no es el caso puesto que las tres tradiciones antedichas resultan difícilmente conciliables y al menos dos de ellas se encontraban extinguidas  cuando se organizó la Masonería moderna.
         Resulta muy difícil, hoy en día, apreciar en su totalidad  las
consecuencias de las desviaciones perpetradas por la subversión moderna dentro de la Masonería Tradicional pues muchos elementos rituales y simbólicos se perdieron irremisiblemente para los Masones Especulativos. Sin embargo, el Hno:. René Guénon afirmaba claramente que la única vía para restaurar la Masonería en sus verdaderos fundamentos es volver a las fuentes Operativas  pero cuántos Masones -  aún los que se consideran tradicionales
y  “guenonianos” -  se atreven a realizar, en toda su extensión y consecuencias, dicho desafío?



                                        
                         
                                                     

No hay comentarios.:

Publicar un comentario