domingo, 2 de noviembre de 2014

DRAWING THE LODGE








 Etimológicamente: “Dibujando la Logia.” Procedimiento arcaico utilizado en la Masonería Operativa que, aparentemente, se desarrollaba de este modo: las Logias antiguas, además de reunirse en chozas “ad hoc” levantadas en los alrededores de los sitios de construcción, acostumbraban tener asambleas en precarias hosterías y posadas muchas de las cuales no poseían pisos de madera o de



 mosaicos y en su lugar tenían pisos alisados de tierra o arena. Sobre dichos pisos, el Tejador trazaba el plano de algún edificio o algún otro diseño; cuando no existía ninguna construcción en marcha es posible que este procedimiento sirviese para instruir teóricamente a Hermanos de Grados inferiores. Al final de la reunión se borraba prolijamente todo lo dibujado sobre el piso. Con el andar del tiempo, al utilizar locales con mejores pisos, este procedimiento comenzó a resultar poco práctico y comenzó a ser reemplazado por otros tales como grabar los símbolos propios de los Grados en planchas de metal o madera que se colocaban en el piso de las Logias. Pero la forma más práctica y más difundida la constituyó el pintado de los símbolos sobre una tela de lino que muy fácilmente podía extenderse sobre el suelo o enrrollarse cuando no era usada. Sin duda, ésta práctica es el antecedente más cercano del actual Cuadro del Grado o de la Logia (“Tracing Board”) que, además, en sus primeras formas, se podía dibujar con tiza sobre una pizarra que se denominaba Plancha de Trazados o Tablero de Dibujos. Este procedimiento no ha sido abandonado totalmente: en situaciones de peligro, en barcos, aviones, trenes, regimientos, etc. una Logia puede reunirse, totalmente a cubierto, con un mínimo de implementos y decoraciones.
                                                                                                                         Jorge F.Ferro                                                              

No hay comentarios.:

Publicar un comentario