sábado, 4 de octubre de 2014

LAS GRANDES LOGIAS





Tradicionalmente se considera que, como mínimo, es necesaria la concurrencia de tres logias para formar una Gran Logia, tanto nacional como provincial. Un rasgo distintivo de las Grandes Logias es que practican un solo Rito masónico en sus Trabajos, sea Escocés Antiguo y Aceptado, Emulation, Heredom, Menphis-Mizraim, etc. Pero, en el caso del Gran Oriente, su característica es la práctica, en sus logias, de varios Ritos masónicos.Sin embargo, hoy en día estas definiciones han quedado desactualizadas, pues existen Grandes Logias, sobre todo en Francia, que practican dos o mas Ritos masónicos en sus Trabajos.



La Gran Logia de Londres –primera Gran Logia del mundo-fue establecida el 24 de Junio de 1717 dislocando el sistema de la Masonería Operativa imperante, en el cual la autoridad y el poder se encontraba en manos de los Maestros Masones de los que había tres por Logia (“three to rule a Lodge”). La nueva organización comenzó un lento y conflictivo proceso de centralización de los poderes y los derechos masónicos quitándoselos a los Maestros y también a las Logias. El principal instrumento utilizado por la Gran Logia para el dominio y la concentración de poderes fue el otorgamiento de Cartas-Patentes (Warrants) para funcionamiento de las Logias, procedimiento no utilizado hasta entonces. En la Masonería Operativa la regularidad de los Trabajos no estaba basada en una Carta-Patente emanada de un organismo centralizado sino que, por el contrario, cualquier Logia podía generar otra bajo pedido de un grupo calificado de Masones. La regularidad estaba asegurada por la mencionada calificación de los miembros de la nueva Logia, por la presencia de la Escuadra y el Compás y fundamentalmente por una copia manuscrita de los Antiguos Deberes (Old Charges) utilizados por la Logia originaria, denominada por ello Logia-Madre. Los textos de los Antiguos Deberes, en las Logias Operativas, cumplían las funciones de Reglamentos, Estatutos internos (By-Laws) y también de Volúmen de la Ley Sagrada (vide). Así como la Gran Logia moderna obtuvo su filiación de las Logias Operativas -con o sin miembros Aceptados en su seno- todas las Obediencias Masónicas especulativas actuales, por una línea u otra, derivan de la primera Gran Logia de Londres de 1717. No se conoce la fecha exacta del establecimiento de la Gran Logia de Irlanda pero, según el estudioso masónico Chetwode Crawley (Caementaria Hibernica, Fasc. 2), hacia 1725 ya existía dicho cuerpo masónico, el cual fue reorganizado en 1729-30. La siguiente Gran Logia fue la de Pennsylvania que se estableció en 1732, seguida por la Gran Logia de Escocia fundada en 1736. Sin embargo, la Gran Logia de Pennsylvania prontamente abandonó su existencia independiente y pasó a trabajar como Gran Logia Provincial por lo que la Gran Logia de Escocia reclamó, con fundamentos, ser colocada en segundo lugar, al lado de la Gran Logia de Irlanda, como cuerpo autónomo trabajando continuamente desde su formación. Pero la aventura del pastor Anderson y sus seguidores generó una reacción de otros cuerpos masónicos más antiguos indignados por la prelación que se arrogaban los “Moderns” demostrando que, contrariamente a lo que se ha afirmado reiteradamente, la Masonería no se encontraba al borde de la extinción y la Gran Logia moderna, lejos de poseer un rol providencial y salvador, solo sirvió para desarticular el sistema antiguo, tal vez por intereses dinásticos y religiosos. Así, en Inglaterra, en 1725, una antigua Logia de York, existente desde tiempos remotos, se erigió como “Grand Lodge of All England” (Gran Logia de Toda Inglaterra) emitiendo Cartas-Patentes, a su vez, para Logias de distintas partes del norte de Inglaterra; cesó su actividad en 1792 luego de 67 años de trabajo. En 1751 se estableció en Londres una Gran Logia, constituida por Masones irlandeses en su mayoría, que afirmaba trabajar “de acuerdo con las Antiguas Instituciones” y se denominaban “Antients” para diferenciarse de la Gran Logia de Anderson a los que despectivamente llamaban “Moderns”. En 1753 este cuerpo masónico adoptó el nombre de “Gran Lodge of England according to the Old Institutions” y bajo la Gran Maestría de Laurence Dermott se constituyó en una enemiga formidable de la Gran Logia andersoniana. Este enfrentamiento persistió hasta 1813 cuando de efectuó la unión de ambas Grandes Logias rivales a costa de una virtual derrota de lo “Moderns”. En 1779, debido a una disputa entre los miembros de la antigua Logia “Antiquity” de Londres y la Gran Logia de los Modernos, se constituyó una cuarta Gran Logia denominada “Grand Lodge of England south of the river Trent”, (Gran Logia de Inglaterra al sur del río Trent). De todos modos, como en 1789 las diferencias fueron zanjadas, esta Gran Logia cesó su existencia. Pero es importante remarcar que, de 1779 a 1789, realmente existieron simultáneamente cuatro Grandes Logias en Inglaterra. Además, parece comprobada la existencia, de 1770 a 1775, en Londres, de una quinta Gran Logia, formada por Masones escoceses, con cuatro o cinco Logias bajo su jurisdicción (Revista Ars Quatuor Coronatotum, vol. XVIII., págs. 69-90).
En América, la primera Gran Logia soberana e independiente fue la de Massachusetts, establecida en 1777, la cual fue rápidamente seguida por la Gran Logia de Virginia y otras hasta sobrepasar el número de 50 Grandes Logias. En Francia, se estableció una Logia en Parías en 1725 y en 1743 fue establecida la “Grande Loge Anglaise de France”. En 1756, esta “Grande Loge” se declaró independiente de Inglaterra y asumió el título de “Grande Loge de France”. En Alemania, se estableció una Logia en Hamburgo en 1737 y a comienzos de este siglo ya existían ocho Grandes Logias y cincos Logias independientes. En Austria se estableció una Gran Logia con 45 Logias subordinadas en 1784 pero fue temporalmente disuelta debido a un Edicto del 1775. En Hungría, se estableció la Gran Logia de San Juan de Hungría en 1870, la cual se convirtió en la Gran Logia Simbólica de Hungría en 1886. En Suecia se estableció una Logia en 1735 en Estocolmo y la Gran Logia se estableció en 1760. La Gran Logia Nacional de Holanda fue fundada en 1756 y el Gran Oriente de Bélgica en 1833. En Suiza se estableció una Logia en Ginebra en 1736 y la actual Gran Logia “Alpina” fue establecida en 1844. En Italia las primeras Logias fueron introducidas hacia 1733 pero el Gran Oriente de Italia no se estableció hasta 1862 aunque también existe una Gran Logia. En España, se fundó una Logia en Madrid en 1728 y la Gran Logia se formó en 1767. En Portugal se estableció una Logia en Lisboa en 1735 y la Gran Logia de Portugal se estableció al rededor de 1800. En Grecia, el Gran Oriente y el Supremo Consejo del Grado 33º para Grecia se estableció en 1898. En Argentina, la Gran Logia fue establecida en 1857. Finalmente, es necesario definir conceptualmente el significado de una Gran Logia: tradicionalmente se considera que, como mínimo es necesaria la concurrencia de tres logias para formar una Gran Logia, sea tanto Nacional como Provincial. Por otra parte, se considera que un rasgo distintivo de las Grandes Logias es practicar un solo Rito Masónico en sus Trabajos, sea Escocés Antiguo y Aceptado, Emulation, Heredom, Memphis-Misraim, etc. en cambio, la característica propia de un Gran Oriente es la práctica, en sus Logias, de varios Ritos Masónicos. Sin embargo, en la actualidad, estas definiciones han quedado desactualizadas pues existen Grandes Logias, sobre todo en Francia, que practican dos o más Ritos Masónicos en sus Trabajos.

Jorge F.Ferro



No hay comentarios.:

Publicar un comentario