miércoles, 11 de junio de 2014

PANORAMA DE LA MASONERIA ARGENTINA HACIA EL TERCER MILENIO

     La Masonería siempre despierta el interés de los medios de comunicación y del público en general pero, es menester recordarlo. Dicho interés es efímero la mayor parte de las veces y se limita a apariciones esporádicas. En aras de la verdad, las apariciones periodísticas del tema masónico invariablemente aparecen con ciertos detalles que no siempre de pueden calificar de sensacionalistas pero sí de anecdóticos o exóticos. Por supuesto que esto es fácilmente comprensible dado que dichas notas periodísticas van dirigidas, por lo general, al gran público y no a los especialistas en estudios masónicos.
Estas breves líneas, por el contrario, han sido redactadas exclusivamente desde el punto de vista de la Masonología científica con los necesarios recaudos de objetividad y de una metodología apropiada. 
          Es pues en vistas a la Comunidad Científica y Académica, especialmente extranjera a la cual muchas veces le resulta difícil obtener información fidedigna para sus investigaciones, que dedicamos este breve informe. 


                                                           *   *   *


LISTADO DE LAS OBEDIENCIAS MASONICAS EXISTENTES EN LA REPUBLICA ARGENTINA
 
   #   Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones: 
Es la más antigua de las Obediencias Masónicas argentinas y también la más numerosa. Según sus propias declaraciones y documentación autentica se define como "una institución iniciática, filosófica, educativa, benéfica y filantrópica. Reconoce la existencia del Gran Arquitecto del Universo y todas sus enseñanzas, actos y ceremonias se dirigen a captar la Esencia, el Principio y la Causa de todas las cosas. Investiga las Leyes de la Naturaleza para extraer de ellas las bases de la moral y de la Etica. La educación del afiliado como un sistema gradual de perfeccionamiento de la personalidad humana, usando como método característico al Simbolismo." 
     Por otra parte, la Gran Logia se afirma como "una entidad autónoma que no reconoce dependencia de ningún poder u organización extranjera o internacional y, en tal carácter, asume la exclusiva representación de los Masones que la integran en los congresos, conferencias o reuniones masónicas internacionales a que concurra. 
     Según consta textualmente en su Declaración de Principios: "La Masonería es una institución esencialmente filosórica, filantrópica y progresista. Son sus principios: la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Su lema: Ciencia, Justicia y Trabajo. Se propone: la investigación de la verdad, la perfección del individuo y el progreso de la humanidad." 
     La Gran Logia practica el Rito Escocés Antiguo y Aceptado el cual, con sus 33º Grados, es el de mayor difusión mundial y el más conocido popularmente. Sin embargo, por dispensa especial, algunas Logias practican, en idioma castellano, otros Ritos como podrían ser el Emulation o el Escocés de Edimburgo. Además, algunas décadas atrás, se abrió la posibilidad a sus miembros de practicar el Santo Arco Real de Jerusalem, definido como un "complemento de la Maestría", y la Masonería de Maestros de la Marca fue incorporada con posterioridad. Ambas Ordenes realizan sus trabajos en castellano y gozan, asimismo, de mucho prestigio en virtud de su antigüedad y de un bello simbolismo. 
      La Gran Logia dió catorce presidentes a la República Argentina entre los cuales, como ejemplo, pueden mencionarse a Bernardino Rivadavia, Justo J. de Urquiza, Bartolomé Mitre, Domingo F. Sarmiento, Carlos Pellegrini y Roque Sáenz Peña. 
     Si bien existe suficiente evidencia de la actividad de Logias Masónicas desde la mitad del siglo XVIII, en la República Argentina, la Gran Logia no se funda hasta el siglo siguiente, el 11 de Diciembre de 1857, cuando siete Logias denominadas "Unión del Plata", "Confraternidad Argentina", "Consuelo del Infortunio", "Tolerancia", "Regeneración", "Lealtad" y "Constancia" se unen y eligen al Dr. José Roque Pérez como primer Gran Maestro. 
      Ulteriormente, se registraron algunas escisiones, y la existencia de otras Obediencias Masónicas, tal como el Gran Oriente Federal Argentino (G.O.F.A.) y otras menores, pero finalmente prevalecieron las tendencias a la unidad. 
      Desde hace unos veinte años aproximadamente, coincidiendo con el retorno al orden constitucional, se ha constatado una lenta pero constante tendencia hacia la participación explícita e institucional en la problemática argentina. Asimismo se ha abierto un amplio campo de diálogo y análisis junto con la Iglesia Católica sobre temas tales como los efectos no deseados de la globalización, la preservación del patrimonio cultural autóctono y la identidad nacional, los peligros de ciertas formas extremas de capitalismo, la exclusión social, la pobreza, la desocupación, etc. 
 
 #  District Grand Lodge of South America, Southern Division: 

Es la segunda de las Obediencias Masónicas argentinas tanto en antigüedad, como en importancia y en número. Originalmente se denominó "The Provincial Grand Lodge for the Argentine Republic" y la primera mención escrita de la misma aparece en la correspondencia intercambiada durante el año 1859 entre el Venerable Maestro de la Logia "Excelsior" Nº 900 (luego Nº 617) Frederick Hughes y el Soberano Gran Comendador del Grado 33º y Gran Maestre de la Masonería Argentina Dr. José Roque Pérez. Luego de una serie de gestiones tendientes a ajustar criterios de trabajo, el 15 de Febrero de 1860 se firmó un Tratado entre la ya consolidada United Grand Lodge of England y el entonces titulado Gran Oriente Argentino por medio del cual se fijaba, por dispensa acordada, el "status" de las Logia de obediencia inglesa asentadas sobre el territorio de la República Argentina. La Provincial Grand Lodge fue inaugurada el 8 de Julio de 1862 con un importante número de miembros de Logias inglesas y entre los visitantes de la Masonería Argentina figuraban el entonces Gran Maestro Pedro Díaz de Vivar, el Gran Maestro pasado José Roque Pérez y otros altos Dignatarios incluyendo al Presidente de la República Gral. Bartolomé Mitre quien era miembro del Supremo Consejo del Grado 33º. Los comienzos de la Obediencia fueron muy duros por razones económicas y materiales, a las que se sumaba la escasez de miembros angloparlantes. A todas estas cuestiones se agregó la baja de miembros y Oficiales que murieron víctimas del cólera en 1868 y de la Fiebre Amarilla en 1871 mientras cumplían tareas sanitarias en la "Comisión Masónica de Socorros". 
      Practica los tres Grados Simbólicos (the Craft) del Rito Emulation que deben ser sabidos de memoria a los que se suman los Capítulos del Santo Arco Real (Holy Royal Arch). 
      En forma concordante pero dependiendo de otros cuerpos masónicos británicos se practica la Masonería de la Marca (Mark Master Masons) y la Marinería del Arca Real (Royal Ark Mariners) así como ciertas Ordenes de Caballería cristianas descendientes de las Cruzadas. 
      En sus orígenes, esta Obediencia reclutaba sus miembros entre las colectividades británicas residentes en la Argentina quienes, en su mayoría, trabajaban en empresas inglesas, ferrocarriles y negocios que se desarrollaban en la zona del Río de la Plata. sin embargo, con el correr de los años, paulatinamente se ha incrementado el número de miembros no británicos a condición de poseer cierto conocimiento del idioma inglés que les permita participar correctamente del ritual y entender lo que se dice. 
       Estrictamente fiel a la concepción inglesa de la Masonería esta Obediencia se mantiene al margen de toda actividad política, social y pública limitándose al trabajo masónico dentro de las Logias y a la discreta beneficencia fuera de ellas. Quizás como recuerdo y consecuencia de las crueles y sangrientas guerras civiles que desgarraron a las Islas Británicas, por causas religiosas y dinásticas, tanto la política como la religión están excluidas de los trabajos en las Logias. 
     De esta Obediencia dependen algunos otros cuerpos masónicos asentados en países vecinos. 
 
  #  Masonería del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim: 

Originalmente, el Rito de Memphis y Misraim constituía dos Ritos separados. En efecto, no es sino en 1881 que José Garibaldi, el "Héroe de Dos Mundos" logra finalmente la unión de ambos Ritos egipcios de la Masonería convirtiéndose en el primer Gran Hierofante (Gran Maestro) del Rito de Memphis-Misraim unido. El Rito de Memphis fue constituido en Montauban, en 1815, por masones altígrados que formaban parte de la Misión a Egipto del emperador Napoleón Bonaparte, entre quienes se contaban el general Samuel Honis y Jean Etienne Marconis de Nègre. Por su parte, el Rito de Misraim, (Misraim es el plural de "egipcio", en hebreo) se constituyó por primera vez en Venecia, en 1788, por medio de una Carta Constitutiva otorgada por el conde de Cagliostro a un grupo de aspirantes. Este Rito se extiende rápidamente a Milán, Génova y Nápoles y apareció en Francia bajo la conducción de Michel Bédarride, junto con sus dos hermanos, quien había recibido poderes magistrales en Nápoles, en 1810, de manos de De Lasalle. Pronto se contaron en sus filas figuras distinguidas como el conde Muraire, el duque Decazes, el duque de Leicester, el Teniente General barón Teste y otros. 
     El rasgo distintivo del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim lo constituye el colorido simbolismo egipcio que decora sus Logias, así como los nombres distintivos de las mismas. 
     Por otra parte, otra característica peculiar de este Rito es su extensa Escala de Grados, que alcanza al 96º,dado que ha conservado la herencia iniciática de antiguas Obediencias Masónicas del siglo XVIII hoy desaparecidas. Entre dichos Altos-Grados, no todos practicados por imposibilidad temporal y material, se distinguen los cuatro llamados Arcana Arcanorum o "Régimen de Nápoles" los cuales, según fuentes reservadas, conservan ritos y prácticas heredadas del Hermetismo egipcio. 
     La primera expansión del Rito en la Argentina se produjo con la inmigración masiva de italianos logrando, hacia 1940, su consolidación. 
      Por diversas causas, se registra una merma de la actividad que culmina con la cesión de inmuebles, archivos y elementos a la Gran Logia de la Argentina, la inactividad de los miembros y un cierto período "en sueños". Promediando la década de 1980 se produce un renacimiento y una posterior reorganización del Rito, ahora firmemente insertado a nivel mundial, comprobándose un significativo crecimiento del mismo. 
      Otra característica particular de este Rito, en la Argentina, es que su centro principal y su expansión se dan desde el interior del país. 
 
  #  Orden Real de Heredom de Kilwinning: 

Esta numéricamente pequeña Obediencia Masónica comenzó su actividad a mediados de la década de 1980, con algunas breves interrupciones debidas a causas materiales. Practica una forma antigua de Masonería Escocesa, en siete Grados, que fuera, por algún tiempo, denominada Early Grand Scottish Rite que no debe ser confundida con el Rito de Perfección (incorrectamente llamado "de Heredom") de veinticinco Grados, hoy caído en desuso. Siguiendo estrictamente los planteos del masón tradicionalista francés René Guénon, consideran que la regularidad masónica se encuentra en los Antiguos Deberes (Old Charges) de la Masonería Operativa; dejando de lado las Constituciones de Anderson, buscan las fuentes de la tradición masónica en la "Antient Masonry" previa a 1717. 
      Siempre bajo la inspiración de Guénon han revisado drásticamente sus rituales poniendo en práctica, sin más trámite, las recomendaciones que éste señalara como positivas y eliminando todos los elementos considerados desviados o innovaciones modernas. 
      Un rasgo sumamente peculiar de la Masonería de Heredom, heredado de su pasado histórico caballeresco-templario y estuardista, es el carácter cristiano de sus rituales que la emparentan con otra Masonería cristiana, el Rito Escocés Rectificado, junto con las Ordenes de Caballería masónicas antes mencionadas. Sin embargo, el carácter cristiano de sus rituales no implica que sus miembros obligatoriamente deban serlo pues aceptan practicantes fieles de otras religiones que acepten esta modalidad específica de Masonería y además reúnan las calificaciones requeridas. Siguiendo el ejemplo templario, buscarían el "gran secreto de reconciliación" de las tres ramas de la tradición abrhámica proporcionando un lugar de encuentro privilegiado para la unidad espiritual. Sus Logias son mixtas recibiendo hombres y mujeres en un pié de igualdad. 
 
  #  Orden Masónica Mixta Internacional "Le Droit Humain": 

Esta Obediencia Masónica fue fundada por Marie Deraismes, escritora y animadora del movimiento feminista, junto con Gaston Martin, Grado 31º, el 4 de Abril de 1893 en París. Deraismes había sido iniciada en la Logia masculina "Les Libres Penseurs" el 25 de Noviembre de 1881. Siendo aún Aprendiz, Marie Deraismes funda Logias femeninas en los tres primeros Grados entre 1892 Y 1893. La Orden "Le Droit Humain" practica la escala de 33º Grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado dedicándose prioritariamente al estudio de problemas sociales, políticos y económicos buscando soluciones concretas y aplicables sin olvidar su vocación humanista. 
      Según su Declaración de Principios oficial la Orden, "afirma la igualdad entre el hombre y la mujer" y "quiere que consigan gozar, en toda la tierra y de manera semejante, de la justicia social en una Humanidad organizada en sociedades Libres y Fraternales. Compuesta de Franc-Masones de ambos sexos "fraternalmente unidos sin distinción de raza, religión ni filosofía la Orden se impone para conseguir este objetivo, un método ritual y Simbólico, gracias al cual sus miembros edifican un Templo a la Perfección y a la Gloria de la Humanidad. Respetuosos de todas las creencias relativas a la eternidad o a la no eternidad de la vida espiritual, sus miembros buscan antes la realización sobre la tierra y para todos los humanos, del máximo desarrollo moral, intelectual y espiritual, condición primera de la felicidad, que le es posible alcanzar a cada individuo en una Humanidad fraternalmente organizada." 
       Además, la Orden Masónica "Le Droit Humain" afirma que "no profesa ningún dogma. Trabaja por la búsqueda de la Verdad. Por ello, en los Talleres, las discusiones o debates que traten de cuestiones sociales o religiosas no podrán, en ningún caso, tener otro objetivo qué el de aclarar algún punto en particular a los miembros y permitirles cumplir, con el mejor conocimiento de causa, sus deberes de Franc-Masón." 
La actividad masónica en nuestro país está regulada por la Jurisdicción Argentina de la Orden "Le Droit Humain", desde su fundación décadas atrás. 
 


 #  Otros grupos y cuerpos masónicos: 

La actividad masónica, siempre fluctuante y con un relativamente alto grado de movilidad, no se agota en las Obediencias antes mencionadas. En efecto, no faltan, por ejemplo, las Logias exclusivamente femeninas como la denominada "Las Tres Rosas" la cual constituye el núcleo central de una próxima Gran Logia Femenina y varias Logias independientes, inadecuadamente llamadas "salvajes'', en las cuales muchas veces los trabajos alcanzan un gran brillo.   

                                                           
Este artículo es una colaboración del Instituto Latinoamericano de Masonología (ILAM)
Dr. JORGE FRANCISCO FERRO – CEHME Universidad de Zaragoza, España.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario